RECIENTES AVANCES EN LA MEJORA DEL COMPORTAMIENTO IGNÍFUGO EN TEXTILES(PARTE I)

RECIENTES AVANCES EN LA MEJORA DEL COMPORTAMIENTO IGNÍFUGO EN TEXTILES(PARTE I)   

Dirigido a: Directores y Gobernantas de Hoteles, Apartamentos de vacaciones, Tiempo Compartido, Residencias, Paradores, Geriátricos, Hospitales, Docente, Cines,Teatros... y otros.

La obtención de un efecto permanente de resistencia frente al fuego en substratos textiles es un problema habitual en aplicaciones técnicas o que requieran niveles de seguridad importantes (textiles para aeronáutica, automoción, construcción,…)
Tradicionalmente se han utilizado acabados o recubrimientos con formulaciones intumescentes que aportan propiedades interesantes pero encuentran limitaciones en cuanto a durabilidad (ciclos de lavado).
Las recientes investigaciones en el campo de la mejora del comportamiento ignifugo en substratos textiles van dirigidas en una doble dirección: una línea de trabajo se centra en las posibilidades que ofrecen los aditivos basados en nanomateriales (nanoarcillas, nanopartículas de sílice,…) con el fin de obtener fibras con un marcado comportamiento ignífugo y, al mismo tiempo, de elevada durabilidad. Otra línea de trabajo se centra en el desarrollo de procesos (copolimerización de injerto con plasma PIGC o con ultravioleta) y formulaciones intumescentes para conseguir acabados ignífugos sobre substratos textiles; los esfuerzos en esta línea de trabajo van dirigidos a intensificar el anclaje entre el substrato textil y el acabado para incrementar la durabilidad. Las posibilidades que ofrecen estos nuevos desarrollos en cuanto a resistencia frente al fuego abren nuevas posibilidades de utilización de los textiles en diversos sectores técnicos.
LÍNEAS DE TRABAJO EN LA PROTECCIÓN FRENTE AL FUEGO
Las fibras textiles de naturaleza polimérica, son muy susceptibles de experimentar fenómenos de degradación a temperaturas moderadas (oxidación) y elevadas (combustión). La elevada superficie específica de las fibras unida a su elevado poder combustible hacen que su resistencia al fuego no sea elevada y ello condiciona la utilización de substratos textiles en aplicaciones técnicas que necesitan un buen comportamiento frente al fuego.

Los procesos de combustión requieren la confluencia de tres factores: elemento de naturaleza combustible (fibras o substratos textiles), un agente comburente (oxígeno) y elevadas temperaturas. Los nuevos desarrollos en aditivos y procesos para la mejora frente al fuego van dirigidos a disminuir el poder combustible de los polímeros, rebajar las altas temperaturas en la combustión y evitar el contacto del comburente con el combustible a través de la formación de una capa aislante. Algunas de las líneas de trabajo más novedosas en la protección de fibras o substratos textiles frente al fuego van dirigidas en dos direcciones:
• Formación de compuestos híbridos orgánico-inorgánico.
• Intensificación de anclaje substrato-recubrimiento.

textiles-antivirales

A continuación se describen las posibilidades que ofrecen estos sistemas en la estabilización frente al fuego de polímeros.
a) Formación de compuestos híbridos orgánico-inorgánico.
La incorporación de partículas inorgánicas a escala nanométrica en matrices poliméricas da lugar a la formación de compuestos híbridos con una fase orgánica (polímero) y una fase inorgánica (nanopartícula modificada) con fuertes interacciones entre ambas. Teniendo en cuenta el buen comportamiento de las partículas inorgánicas, estos compuestos híbridos mejoran notablemente la resistencia frente al fuego al reducir la naturaleza combustible del substrato. El empleo de estas nanopartículas es interesante desde el punto de vista industrial, en tanto en cuanto es posible modificar el comportamiento al fuego de la propia fibra en el proceso de extrusión. En la mayoría de los casos, se está trabajando en el empleo de nanopartículas tipo oxido de titanio (TiO2) y silice (SiO2) que pueden ofrecer un efecto sinérgico en otros sistemas ampliamente empleados en la estabilización frente al fuego y, por otro lado, se han obtenido muy buenos resultados con el empleo de nanoarcillas modificadas con componentes orgánicos (fundamentalmente montmorillonita y en algunos casos, bentonita) ya que el modificador de estas nanopartículas permite intensas interacciones (buen anclaje) con el polímero base y ello se traduce en la formación de compuestos híbridos de elevada estabilidad térmica.

 

Fuente original: AITEX

Visite nuestro Blog: Noticiario Textil para la Gobernanta

 

Comentarios

Nombre
 
E-mail
 
Comentario
 
 
 
 
C/ Alcalde Gómez Gómez, 21 -- 29006, Málaga - Teléfono 952 345 270
info@manudecor.com